Qué es la ansiedad por separación?

Entrena a tu perro para que no sufra por vuestra separación

Este problema debes tratar de resolverlo como todos los demás: con mucha calma y paciencia.

Si tu perro empieza a ladrar cuando te vas, sal de la casa sin demostrar emociones. No anuncies que te vas, no digas «adiós», «hasta luego» ni nada de lo que haces normalmente; simplemente, sal de casa. Si sueles ir en vehículo, sube y conduce unos metros.

Vuelve a tu casa donde puedas escuchar a tu perro: si no ladra en 10-15 minutos, vuelve a entrar y prémialo. Si comienza a ladrar, entra a casa y dile «quieto», «siéntate» o el comando que uses para que esté sentado. Una vez sentado, prémialo y vuelve a salir como la vez anterior.

Si logras volver a casa sin que tu poodle haya comenzado a ladrar tendrás un buen progreso. Lo importante es incrementar el periodo de tiempo sin ladridos; sal durante 10 minutos y vuelve durante una semana. Incrementa el tiempo en 5-10 minutos a la siguiente semana.

Ten paciencia y verás que con tiempo se consiguen los cambios a positivo.

Usamos cookies para personalizar contenido y anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. View more
Aceptar
Rechazar